miércoles, 8 de julio de 2009

Participar en un ensayo clínico: ¿una obligación moral?

Un provocador artículo considera un deber ciudadano colaborar en los estudios que propician el avance de la ciencia y aboga por un cambio cultural que incite a implicarse en esta actividad.


"La ciencia te necesita. Es tu turno. Colabora". Es el tipo de mensaje que debería diseminarse entre la ciudadanía para propiciar un cambio cultural a favor de participar activamente en la investigación biomédica. Porque el avance científico necesita pacientes. Un ejemplo: si la proporción de los enfermos de cáncer que participan en los ensayos clínicos se incrementase del vigente 5% a un 10%, la duración de estos estudios podría reducirse de los cuatro años actuales a uno.

Hasta ahora, cooperar en los ensayos necesarios para desarrollar nuevos tratamientos se plantea como algo voluntario. No es reprochable que un paciente rechace que se ensaye en su organismo un medicamento cuyos efecto final se desconoce. Pero la provocativa tesis que defienden los autores de un artículo publicado en 'The Journal of the American Medical Association' ('JAMA') es que este tipo de trabajos resultan claves para el avance científico y que, como sus resultados benefician a toda la sociedad, deben ser considerados como un bien público, igual que «la seguridad nacional o la limpieza del aire».

Así, entre las ventajas sociales que han reportado los conocimientos científicos en el último siglo citan la erradicación de la polio, el desarrollo de la penicilina o la incorporación de nuevas técnicas quirúrgicas, como la lumpectomía, la extirpación mínimamente invasiva de los tumores mamarios que resulta tan eficaz como la mastectomía.

Para llevar a efecto estos estudios son indispensables los investigadores, las instituciones y las agencias que los promueven. También una financiación adecuada. Pero igualmente importantes son los millones de personas, sanas y enfermas, que acceden a implicarse en los trabajos que demuestran tanto la eficacia como la falta de utilidad de las intervenciones. «La carencia de participantes dificulta más que la escasez de fondos el desarrollo de ensayos clínicos», recuerdan los autores, expertos del departamento de Bioética de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos.

Es el motivo por el que apelan a la «obligación moral» de los ciudadanos de apoyar este sistema de generar conocimiento a través de su implicación en los ensayos, siempre que «el coste y los riesgos» de intervenir «no excedan los beneficios» de la investigación. «Si el riesgo es significativo, la obligación se debilita», puntualizan.

Sin embargo, esta incitación a cumplir con el deber, que se llega a equiparar en el citado artículo con el llamamiento a filas de la sociedad civil en tiempo de guerra, tiene sus limitaciones. Si bien señalan que es un «deber» participar en este tipo de estudios y que, para negarse, se «debería aducir un buen motivo», esto «no significa que el paciente deba ser legalmente conminado a colaborar», ni que se puedan reducir las exigencias del consentimiento informado ni, tampoco, eliminar el derecho a retirarse de la investigación.

«Abogamos por un cambio cultural y moral, no legal», matizan los autores, que solicitan a los profesionales sanitarios «mayor disposición para reclutar activamente pacientes para los ensayos clínicos importantes».

«Es un planteamiento muy teórico», opina Albert Jovell, presidente del Foro Español de Pacientes, paraguas que representa a más de un centenar de asociaciones nacionales de enfermos. Sin embargo, reconoce la necesidad de cierta «pedagogía» sobre lo que supone un ensayo clínico, ya que la cultura al respecto es «minoritaria». El paciente «necesita saber qué es y por qué es importante participar», agrega.

Sin embargo, Jovell destaca la «generosidad» de los enfermos que colaboran con estas investigaciones: «Es cierto que están más vigilados y reciben mejor asistencia, pero se exponen a incertidumbres respecto a los efectos secundarios de los fármacos y a más pruebas diagnósticas de lo habitual».

Jesús San Miguel, jefe de Servicio y Catedrático de Hematología del Hospital Clínico Universitario de Salamanca, comparte la filosofía de un mayor «compromiso» de médicos y pacientes con los ensayos clínicos. «Hacen posible que se aprueben fármacos de los que luego se benefician otros que no han colaborado en ellos», dice. Coincide en la necesidad de un cambio de cultura «en la que se insista en el gran beneficio de esta actividad, que no tiene nada que ver con 'conejillos de indias', ya que se trata de una labor rigurosa y de calidad que ofrece el mejor cuidado a los pacientes».

San Miguel lamenta la insuficiente implicación de algunos médicos a la hora de reclutar enfermos. «Es necesaria una mayor concienciación para remitir pacientes a los ensayos. Deberían ver el hecho de promover esta actividad como clave en su práctica, ya que se trata de algo esencial para el avance científico».

Sin embargo, reconoce que España se enfrenta, adicionalmente, a otro problema: el de la ingente burocracia que exige realizar ensayos clínicos en varias autonomías a la vez. El último realizado por el Grupo Español de Mieloma requirió hacer cerca de tres millones de fotocopias para los diferentes comités que valoraron el mismo proyecto.


Por Isabel Perancho, publicado en el diario El Mundo (número 811) el 3 de Julio de 2009
Leer más...

Leia Mais…

sábado, 16 de mayo de 2009

¿Para qué son maduros los adolescentes?

Los 'dieciseisañeros' españoles pueden trabajar, pero no abrir una cuenta en el banco. Pueden someterse a un implante de silicona o a cualquier otra operación de cirugía estética, pero no hacerse un piercing o un tatuaje. Pueden mantener relaciones sexuales con adultos a partir de los 13 pero no casarse hasta los 14. Tienen responsabilidad penal y potestad para hacer testamento, pero no se les deja votar, tomarse una cerveza o comprar tabaco.

Éstas son sólo algunas paradojas del tratamiento que la legislación española da a los adolescentes de entre 16 y 18 años, menores que acaban de salir de la edad de la inocencia y que viven desconcertados en un limbo de responsabilidades. Porque la sociedad les permite cierta capacidad de decisión, por un lado, al tiempo que se la restringe por otro.

La reforma de la Ley del Aborto, que posibilitará a las chicas de 16 años interrumpir su embarazo sin permiso paterno, y la inminente administración sin receta en las farmacias de la píldora del día después han reabierto un viejo debate sobre la necesidad de "revisar" las distintas leyes y adaptarlas a la madurez real de los jóvenes. Todos los expertos en menores consultados por este periódico coinciden en que actualmente hay serias "contradicciones" en la legislación. Pero lo realmente difícil es delimitar para qué cosas están verdaderamente preparados los adolescentes españoles.

Y es que no parece haber duda de que los chicos de ahora son menos maduros que los de otras generaciones. "Cada vez los niños son más niños, y les estamos dando prerrogativas de adultos", considera el juez de menores de Granada Emilio Calatayud, famoso por sus condenas ejemplares.





¿Está una chica de 16 años capacitada emocionalmente para casarse, someterse a una operación estética, abortar o pedir la píldora postcoital? Borges responde que no a todo. Sobre el aborto es categórica: "Una niña de 16 años madura es justo la que no se queda embarazada". En relación a la píldora, el debate es distinto. El Ministerio de Sanidad recuerda que nunca ha habido límite de edad a la hora de administrarla y que la única diferencia es que pasará de prescribirse en el ambulatorio a repartirse en una farmacia.

Hace tiempo que los jueces le dan vueltas a este asunto. "Interesa hacer una revisión. Hay que adaptar la ley a los nuevos tiempos, hacer una reflexión general sobre los derechos y deberes del menor, qué debe hacer y si hay intereses contrapuestos", afirma Calatayud. "Habría que equilibrar la balanza, ya que a los 16 psicológicamente es más difícil abortar que votar o tomarse una caña", suscribe Borges.

Algunas administraciones ya se están planteando esta revisión. Así, el Congreso instó hace poco al Gobierno a que suba 14 años la edad mínima para tener sexo con adultos, mientras que la Junta de Andalucía ha endurecido la Ley de Autonomía del Paciente para que las menores que quieran hacerse una operación de estética tengan que pasar primero por un examen de madurez.Los expertos consideran que no se trata tanto de poner una única edad para todo, ya que todas las acciones no tienen la misma trascendencia y la madurez va obteniéndose poco a poco, sino de ir valorando todas las cuestiones.

Fernando Gil Villa, sociólogo profesor de la Universidad de Salamanca, apunta que"la edad real del uso del sexo, las drogas y la ruptura de normas está y seguirá estando por debajo de la edad legal o de la que le gustaría a la mayoría de los políticos. Están equivocados los legisladores conservadores que creen que prohibiendo disminuirá la práctica y los supuestamente progresistas que creen que con gestos liberales como el de la píldora del día después los adolescentes recuperarán de repente la sensatez y la responsabilidad. Porque el problema está justamente en que la verdadera libertad no es un regalo ni se otorga por ley, sino que se enseña". La educación es la clave.

Fuente: www. el mundo.es
Leer más...

Leia Mais…

viernes, 15 de mayo de 2009

Las farmacias españolas venderán sin receta la píldora del día después

La píldora postcoital, o píldora del día después, se venderá libremente y sin receta en todas las farmacias de España. Así lo han anunciado este lunes las ministras de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, e Igualdad, Bibiana Aído. El fármaco estará, así, disponible para todo aquél que lo quiera comprar en un plazo de tres meses. El tiempo para que la Agencia Española del Medicamento lo incluya en su listado de medicamentos de venta sin receta.

"Las cifras nos dicen que tenemos un problema que hay que abordar con urgencia, nuestra obligación es facilitar el acceso a métodos anticonceptivos", ha dicho Trinidad Jiménez. En 2007 se produjeron más de 6.000 abortos en menores de 18 años. 500 en chicas de menos de 15. Datos que, según Jiménez, han impulsado al ejecutivo a apoyar la libre dispensación de la píldora post coital. Un método "de emergencia", ha dicho la ministra de Sanidad, que ayudará a terminar con el incremento del número de abortos que registra España año tras año.

Se eliminan así, ha explicado Jiménez, los obstáculos de las mujeres más jóvenes para acceder a este método. Hasta ahora tenían que peregrinar de un centro de salud a otro para conseguirlo. La píldora del día siguiente no está financiada por la sanidad pública, aunque ocho autonomías la dispensan de manera gratuita en sus centros de salud o planificación familiar.

España se ha fijado en otros países de su entorno, como Francia, Reino Unido, Bélgica o recientemente Estados Unidos, donde este fármaco también se vende sin receta, y donde, según ha dicho Jiménez, ha descendido el número de embarazos no deseados.

Sanidad no prevé además problemas con el colectivo de farmacéuticos. "Una vez que se autoriza la venta libre de la píldora del día siguiente, existe una obligación de las farmacias a tenerlo disponible. No creemos que existan problemas de objeción de conciencia porque este es un método anticonceptivo y no abortivo", ha dicho Jiménez.

Para ver la noticia completa sólo teneis que ir a la web del periódico El País.


¿Qué es la “píldora del día después”?
La píldora postcoital no es un método anticonceptivo sino un remedio de emergencia. Se trata de un combinado de hormonas que altera el ciclo reproductor femenino, impidiendo que si se ha producido un embarazo, éste se lleve a término. La "píldora del día después" actúa inhibiendo la ovulación e impidiendo la fertilización. Su eficacia es casi del 100% cuando se toma en las 24 horas posteriores al coito de riesgo. Este medicamento carece de los indeseables efectos secundarios de los anticonceptivos tomados habitualmente para evitar el embarazo. La contracepción de emergencia debe administrarse en las 72 horas desde el momento del coito de riesgo (es decir, sin ningún tipo de protección). Posteriormente a esta primera dosis, se administra otra a las 12 horas. Sólo se puede administrar con receta médica.

¿Qué eficacia tiene?, ¿es un buen método anticonceptivo habitual?
Es útil con una eficacia que ronda el 90 % de casos. No se recomienda como método anticonceptivo habitual. Ha de ser considerado como un método sólo de EMERGENCIA, es decir, para ser utilizado de forma excepcional y ante situaciones no previstas. Lo ideal es utilizar normalmente otros métodos más efectivos, para conocerlos habla con tu médico, él te aconsejará o te derivará a un centro de planificación familiar.

¿Cómo se podía conseguir?
Cuando se necesitaba, hasta ahora era necesario acudir con premura al médico, a un centro de planificación familiar o a la consulta del ginecólogo. Se vendía también en las farmacias, pero con una receta médica.

¿Cómo se nota su efecto ?, ¿tiene efectos secundarios negativos?
Puede que la regla siguiente llegue normalmente o se adelante algunos días. Sin embargo, si se retrasa algo hay que realizar un análisis de embarazo, pues es posible que se haya producido éste. Apenas tiene efectos secundarios. Si se dan, son sobre todo por mala tolerancia (vómitos o diarreas).Si a pesar de la utilización del método de la anticoncepción de emergencia se produce un embarazo,

¿puede sufrir algún daño el embrión?
No. Los estudios epidemiológicos indican que los progestágenos como el levonorgestrel que contiene la píldora del día después, no tienen efectos adversos sobre el feto.

El problema moral radica nuestra concepción sobre el aborto. No es considerada abortiva puesto que no destruye el óvulo fecundado pero a nivel de sus funciones (retrasar la ovulación, impedir la fecundación e impedir la implantación del cigoto) ésta no permite su desarrollo (en el último caso de las funciones que antes citaba incluso el cigoto ya estaría formado);osea, no mata el embrión, es simplemente que no lo deja vivir...


Leer más...

Leia Mais…

sábado, 18 de abril de 2009

Ética de las empresas sanitarias

En estos momentos, la política sanitaria no siempre se planifica con criterios éticos. Los propios médicos, muchas veces, se encuentran en tensión entre dos estilos de ejercicio, uno gobernado por los valores y su concreción en las normas morales de compromiso con el paciente, y otro dictado por criterios políticos economicistas, o incluso por los propios intereses egoístas o corporativos, que se concretan en normas de gestión ajenas al mundo de los valores.



Es evidente que las consecuencias de una empresa sanitaria sin referentes éticos nunca son neutras, al contrario de lo que se ha defendido durante mucho tiempo. En el terreno de nuestra profesión, por efecto paradójico, los facultativos que son resolutivos se encuentran con que les consultan más, hasta un punto que puede llegar a la saturación. En primer lugar, porque los propios pacientes tienen expectativas favorables y plantean problemas nuevos. En segundo, porque nuevos pacientes lo eligen como médico responsable. Pero no siempre ante un exceso mantenido de trabajo de los médicos, los responsables de la gestión toman medidas correctoras para mejorar sus condiciones laborales. Así que, el médico que se esfuerza por hacerlo bien, mejora la eficiencia del sistema, pero satura su propia capacidad. Si cuando solicita limitación en la población asignada, se encuentra con ausencia de respuesta por parte de los cargos directivos, ¿no podría llegar un momento en el que dicho médico, por cuestiones de supervivencia, empiece a ver como una amenaza el que nuevos pacientes quieran consultarle? ¿Y no entra eso en contradicción con lo que definimos como bien intrínseco de la profesión? Hay muchas cuestiones, enlazadas con el mundo de los valores que, en nuestro entorno profesional, pueden actuar motivando o desmotivando.


En el momento actual, resulta evidente la necesidad de establecer un límite en la población y en el número de consultas diarias atendidas por cada médico, para garantizar el ejercicio de la medicina centrada en el paciente. Gestión sanitaria y práctica de la medicina tendrían que verse siempre como dos niveles complementarios de actuación. Su nexo de unión está en tener, como guía de actuación común, la identidad que proporcionan los valores compartidos. El paciente como eje del sistema sanitario es el valor que constituye la meta de la sanidad. Pero hay otros posibles factores que pueden estar modulando, implícitamente, la práctica cotidiana. Si no se identifican mediante la reflexión conjunta, incidirán de forma subterránea y, por tanto incontrolable, en gestores y profesionales, desviándoles de la meta.

En estos momentos ya nadie pone en duda la realidad del mundo de los valores también en las empresas. Por tanto, parece recomendable suscitar una reflexión que culmine con la manifestación explícita de los mismos para orientar, posteriormente, la actividad institucional hacia ellos. Si el sistema sanitario está centrado en conseguir la salud del paciente, un objetivo prioritario tendrá que ser la humanización de la asistencia frente a la cosificación de la misma a la que abocan algunos criterios de gestión que ignoran el mundo de la ética. En la empresa sanitaria existen dos tipos de clientes. El externo que es cualquier ciudadano y el interno que son los profesionales que trabajan en dicha empresa. Humanizar la medicina exige que todas las personas que forman parte del sistema sanitario, clientes externos e internos, sean tratadas con dignidad.Humanizar la atención al cliente externo consiste en que el paciente se sienta tratado con persona, más que como caso clínico. Para conseguir esto es imprescindible crear un clima en el que se pueda establecer una buena comunicación. Si la comunicación es adecuada en su fondo y fluida en la forma, se estarán dando las condiciones óptimas tanto para conocer las preferencias del paciente respecto a su problema de salud, cuanto para transmitirle una información comprensible, técnicamente actualizada y no sesgada. Eso es imposible de conseguir si la organización no garantiza las condiciones mínimas para la relación médico-paciente.

En cuanto al cliente interno, el profesional, es imposible que tenga la sensación de ser tratado como persona si no percibe respeto a su actividad. Bueno, pues un respeto previo a todos los demás es el proporcionarle condiciones de espacio físico y características de población asignada tales que le permitan un ejercicio ajustado a su cualificación y con un mínimo de calidad. Solo en ese caso se está facilitando que la actividad profesional se oriente hacia su bien intrínseco. En cualquier otro caso, aunque es posible que se esté mejorando la eficiencia del sistema, se potencia la fatiga mental de los profesionales y se desvaloriza su actividad, así que, cuando no se cumple este reconocimiento previo, se está deshumanizando la medicina en relación al cliente interno que es el profesional.


  • Enlaces:
- Fundación ÉTNOR, para la Ética de los Negocios y las organizaciones
- Empresa y humanismo
- IESE Business School
- Fisterra.com, web médica independiente orientada a la consulta y la formación.

Leer más...

Leia Mais…

lunes, 13 de abril de 2009

Comisión de Derechos Humanos: Orientación sexual, ¿un nuevo derecho?

La CDH (Comisión de Derecho Humanos) ha presentado algunos temas que han sido sumamente debatidos en diversas reuniones. Entre ellos se encuentra el tema de la orientación sexual, que se busca incluir como un derecho humano. Este tema se ha tratado en resoluciones como la violencia contra la mujer, la pena de muerte y en el informe sobre derechos humanos en el contexto del virus del SIDA. Ya había sido presentado también en la 59ª sesión de la CDH, en una resolución concretamente dedicada a la no discriminación por causas de orientación sexual.
El voto sobre esta resolución fue aplazado dos años consecutivos, por la polémica causada.

Una suma de países estaba por presentar un discurso en busca de la no discriminación de las personas a causa de su orientación sexual, incluyendo implícitamente la aceptación de ésta como un derecho humano.

1. ¿Qué elementos presentan en su declaración y en la resolución?

- La orientación sexual es un aspecto fundamental en la identidad de cada individuo y una parte inmutable de su ser. Es contrario a la dignidad humana forzar a un individuo a cambiar su orientación sexual.

- Existen en el mundo violaciones a los derechos humanos de las personas, fundadas en su orientación sexual.

- Llama a todos los Estados a promover y proteger los derechos humanos de todas las personas, cualquiera sea su orientación sexual.

- Expresa la importancia de la educación en derechos humanos para cambiar actitudes y conductas y promover el respeto por la diversidad en la sociedad.

2. ¿Qué implicaciones negativas enfrentarían los países que acepten el concepto de orientación sexual como un estatus por proteger?

- Un país que se compromete con una resolución que defienda la no discriminación por razón de orientación sexual se hará sujeto a la presión por parte de grupos políticos y no gubernamentales nacionales e internacionales con las siguientes implicaciones:

· No sólo se pide respeto para las personas humanas, a la exclusión de violencia arbitraria. Más bien, se pide la aprobación y promoción de la homosexualidad y transexualidad como algo natural y positivo, tanto en las leyes como en los medios de comunicación y las empresas.

· En los textos educativos y curriculums didácticos se tendría que promover positivamente la actividad homosexual y el menosprecio de la familia nuclear (basada en el matrimonio heterosexual monogámico) bajo el pretexto de la perspectiva de género y de diversidad sexual, la tolerancia hacia los homosexuales, la eliminación de estereotipos tradicionales, y la sensibilidad a las cuestiones de género (gender sensitivity). Estas medidas, por ser política nacional se implementarían en los colegios quieran o no los padres de familia. Esto sería en contra del derecho preferente de los padres de escoger la educación de sus hijos.

· Se justificaría la pedofilia -tal como reivindican algunos grupos, particularmente homosexuales- como una orientación sexual, puesto que cualquier tendencia sexual sería aceptable.

· Se exigiría bajar la edad legal de consentimiento para actividad sexual homosexual para igualarla a la estipulada para las relaciones heterosexuales.

· Cuando se admite la orientación sexual, hay libertad de expresión para los que hablan a favor de la homosexualidad, pero se silencian a los que hablan a favor de la familia, pues se les tachan de discriminatorios y retrógrados.

· Se debilitaría la identidad de la institución del matrimonio, y podría llevar al reconocimiento de la poligamia, del matrimonio; de grupo o del incesto.

· Se podría llegar a exigir la facilitación de la procreación homosexual con medios de fertilización in vitro y madres por alquiler para que no se discrimine contra los homosexuales en materia de derechos reproductivos. Todo esto traen sus propias complicaciones éticas y jurídicas. Aparte, se pondría a grandes números de mujeres, particularmente las pobres, en peligro de explotación para cosechar sus óvulos o para gestionar los hijos de otros. Por otro lado, se atentaría contra los derechos y el interés superior de los niños en materia de conocer a sus padres genéticos y de tener una identidad segura.

3. Algunas aclaraciones de interés:

- El concepto de orientación sexual; es una elección que puede ser contraria, por diferentes motivos, a lo naturalmente (genética, gonádica, somática, sicológica y espiritual) dado en el ser humano. Ejemplos de orientación sexual son, además de la heterosexualidad (lo natural), la homosexualidad y la bisexualidad.

- El concepto de orientación sexual no ha sido nunca definido en un documento legalmente vinculante y universalmente reconocido. Tampoco se ha llegado a un acuerdo entre los médicos, sicólogos y siquiatras sobre este concepto. Y aunque llegara a ser definido no puede presentarse como una parte inmutable del ser dado que las aplicaciones son sumamente variables y los medios de concienciación sobre la orientación sexual promueven los cambios. Por otro lado se puede demostrar que hay muchas personas que antes tenían tendencias homosexuales y ahora llevan una vida satisfactoria como heterosexuales.

4. Conclusión:

Es importante entender los derechos humanos como derivados del ser humano que como tal, merece ser tratado con dignidad. No podemos denominar como derechos humanos a aquellos provenientes de un status particular, más aún, que no está definido. Sería muy inestable vivir en una sociedad en la cual la identidad de las personas y su protección legal puede cambiar de acuerdo a la situación, status o percepciones subjetivas.

Esto podría establecer un precedente peligroso y hace surgir dudas sobre el rol de la Comisión de Derechos Humanos y los Estados en general, que deben velar por los derechos humanos de todos y no redefinir los derechos humanos como aquellos conferidos de acuerdo al status de algunos.

El Estado tiene la obligación de proteger los derechos humanos de todas las personas, sin distinción. Medidas para prevenir la discriminación en el campo de la orientación sexual llevan a amenazar los derechos de los demás, los derechos de todos.
Leer más...

Leia Mais…

sábado, 11 de abril de 2009

CUIDADOS PALIATIVOS

En las últimas décadas estamos observando el aumento gradual de la prevalencia de algunas enfermedades crónicas, junto al envejecimiento progresivo de la población. Los avances conseguidos en el tratamiento específico del CANCER, han permitido un aumento significativo de la supervivencia y calidad de vida de estos enfermos. Más recientemente, enfermedades como el SIDA han irrumpido en nuestra sociedad demandando una respuesta sanitaria. A pesar de estos avances, un importante grupo de enfermos morirán a causa de su enfermedad.

La Medicina Paliativa es el estudio y manejo de pacientes con enfermedad avanzada, progresiva e incurable, con pronóstico de vida limitado y cuyo objetivo es conseguir la mejor calidad de vida posible. Los Cuidados Paliativos consisten en la atención global de los pacientes cuya enfermedad no responde a tratamiento curativo. El fin de estos Cuidados es el logro de la mejor calidad de vida, para los pacientes y su familia, promueven la vida y consideran el proceso de morir un hecho natural, sin acortar la vida ni prolongarla innecesariamente.

Los derechos del paciente terminal, establecidos por la OMS en 1990, están de acuerdo al ejercicio de la Medicina Paliativa e incluyen, entre otros, el derecho a participar en las decisiones terapéuticas, a no morir solo o con dolor, a no ser engañado, a la asistencia de parte de y para la familia.

A los profesionales de la salud se los ha preparado para diagnosticar, combatir la enfermedad, identificar sus causas y, en lo posible, instaurar medidas preventivas. Cuando los medios y remedios fracasan y el paciente entra en una fase terminal, el médico y los profesionales de la salud quedan con una sensación de profunda impotencia, ante lo irremediable. La propuesta de la medicina paliativa es una respuesta ante esta dolorosa situación: cuando el fin es irreversible, tanto en niños como en adultos, ayuda a disminuir el dolor y aliviar el sufrimiento del paciente, conteniendo tanto a éste como a sus seres queridos.

Una de las metas principales de los cuidados paliativos es el control del dolor y de otros síntomas para que el paciente pueda permanecer lo más alerta y cómodo posible. Los servicios de cuidados paliativos están disponibles para personas que ya no pueden beneficiarse de los tratamientos curativos; el paciente típico de cuidados paliativos tiene un pronóstico de vida de 6 meses o menos. Los programas de cuidados paliativos proporcionan servicios en varias situaciones: en el hogar, en centros de cuidados paliativos, en hospitales o en establecimientos capacitados para asistir enfermos. Las familias de los pacientes son también un enfoque importante de los cuidados paliativos, y los servicios están diseñados para proporcionarles la asistencia y el apoyo que necesitan.

Antes de admitir al enfermo en el programa de cuidados paliativos es importante tener la seguridad que se trata de un paciente terminal, y no de un paciente crítico o de un paciente crónico muy avanzado. Se insiste en que los cuidados paliativos sean instrumentados por un equipo multidisciplinario porque además de la tarea del médico (generalmente un clínico o internista) es necesaria la intervención de otros profesionales: enfermeras, psicólogos, kinesiólogos, nutricionistas, etc. Es imperioso que los distintos profesionales del equipo de salud mantengan entre ellos reuniones periódicas que sirvan para coordinar la labor asistencial.

Es evidente que más allá de la enfermedad de base (cáncer, SIDA, insuficiencias orgánicas o multiorgánicas) y de las características propias del paciente, es necesario que el control de síntomas sea efectivo para que el enfermo tenga una calidad de vida aceptable. De todos los síntomas el más temible es el dolor, y se habla de dolor físico, dolor mental, dolor social, dolor espiritual. No somos capaces de evaluar el dolor total en forma objetiva. Podemos aproximarnos haciendo una evaluación (no medición) en un paciente terminal.

Hoy por hoy no podemos incluir a la muerte en nuestro sistema de vida porque vivimos en un eterno presente y, carecemos de tiempo. Que una persona muera en un respirador, además de ser una situación totalmente inhumana, nos habla de lo que hemos aprendido, de nuestro actual sistema de vida. Que un paciente sin posibilidad alguna de recuperación sea sometido a un sinnúmero de prácticas "desproporcionadas", que sólo sirven para prolongarle la agonía, constituye una expresión del encarnizamiento terapéutico (dystanasia).

Los cuidados paliativos representan una alternativa válida para ofrecer una muerte digna a los pacientes terminales, pero sería ilusorio creer que constituyen la solución de todos los casos. Prueba de este fracaso son la creciente permeabilidad social y profesional que se advierte en ciertos países del primer mundo ante la posibilidad de que el paciente opte por la eutanasia pasiva o incluso el suicidio asistido, respondiendo de esta manera a un autonomismo extremo.

Para más información y ver las Recomendaciones de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) podeis pinchar aquí.




Leer más...

Leia Mais…

miércoles, 8 de abril de 2009

Derechos humanos y tráfico de órganos


El progreso en la ciencia y tecnología médica ha contribuido al crecimiento de los trasplantes de riñón y otros órganos en todo el mundo. Aun así, la diferencia entre la oferta y la demanda de trasplantes continúa aumentando. En Europa, por ejemplo, la media de tiempo de espera para un trasplante oscila alrededor de los tres años, y se espera que se alargue a diez años para el 2010. Con 120.000 pacientes con diálisis crónica y 40.000 pacientes en lista de espera para un riñón, entre el 15% y el 30% de estos enfermos morirá anualmente -solamente en Europa Occidental- por la escasez de órganos.

Muchos pacientes se ven involucrados en el tráfico de órganos para encontrar una solución a la larga espera. Paralelamente, varios criminales y otros individuos han reconocido que la escasez de órganos es una oportunidad fácil para presionar a la gente de otros países que vive en la pobreza con el fin de que vendan sus órganos. La posibilidad de obtener enormes beneficios justifica su interés: los vendedores de riñones obtienen entre 2.500 y 3.000 dólares, mientras que los receptores pagan entre 100.000 y 200.000 dólares.

El 11 de diciembre de 2007, el Centro para Bioéticas de IHEU-Appignani– copatrocinado por la Oficina del Relator Especial de Naciones Unidas sobre asuntos de Géneros y Avance de las Mujeres, convocaron un debate entre expertos titulado “Interceptando crisis de derechos humanos: Trasplante y tráfico de órganos”. Durante el debate, se plantearon varias preguntas sobre ética, medicina, derechos y también problemas sociales en general. Entre los expositores se encontraban representantes de Naciones Unidas, el Consejo Europeo, el Centro de Bioéticas de la Universidad de Pennsylvania, el Departamento de Cirugía de Trasplante de la Universidad de Nueva York, y también el Departamento Médico de Cirugía y Trasplante de Westchester.

Se habló en profundidad sobre el tráfico de órganos y los mercados de órganos. El profesor Art Caplan de la Universidad de Pennsylvania señaló que el grupo Falun Gong preocupa porque los practicantes que se encuentran en prisiones o campos de trabajo en China han sido utilizados como fuentes de órganos para adinerados receptores de órganos, tanto a nivel nacional como internacional.

Hasta qué punto aquellos que viven en la pobreza no tienen otra opción, fue también objeto de debate por los exponentes. Maud de Boer-Buquicchio, la primera mujer elegida Secretaria General del Consejo Europeo por la Asamblea Parlamentaria de la Organización, hizo hincapié en la necesidad de esfuerzos coordinados multilaterales de los gobiernos para combatir el tráfico de órganos.

El profesor Khalid Butt del Departamento Médico de Cirugía y Trasplante de Westchester habló sobre el papel de la pobreza en la participación de donantes de órganos. El profesor Butt dio tres razones para el trasplante de órganos: emocional, altruista, y económico, y sugirió que con el fin de mejorar las donaciones de órganos es necesario mejorar el tratamiento médico inicial del donante y el cuidado médico posterior.

El profesor Thomas Diflo del Departamento de Trasplante y Cirugía de la Universidad de Nueva York habló sobre el creciente y complejo problema del “turismo de trasplante”. Los últimos datos de la United Network for Organ Sharing (UNOS) en Estados Unidos enumeran aproximadamente a 98.000 individuos que esperan un órgano, comparado con los 30.000 órganos donados el año pasado. Además habló sobre su propia experiencia como cirujano de trasplante, sobre el caso de un paciente sino-americano que había vuelto de China después de recibir un órgano trasplantado de un preso ejecutado, planteando importantes cuestiones éticas. Incluso presentó su propia investigación en China junto a un periodista, que fue publicada en un artículo del Village Voice en 1999, cuando dos órganos de presos chinos ejecutados fueron sustraídos sin el permiso de los familiares.

Entre las soluciones posibles que surgieron en este nuevo debate, se encontraba crear un marco legal más amplio contra el tráfico de órganos, iniciar medidas para mejorar la salud en los “países donantes”, identificar a los donantes ilegales, y negar el seguro médico para pacientes que han recibido un trasplante en el extranjero. La responsabilidad criminal debería extenderse a todos aquellos involucrados en el proceso del tráfico de órganos, incluyendo a agentes, intermediarios y al mismo donante.

Para más información: www.humanistbioethics.org
Fuente: www.lagranepoca.com/
Leer más...

Leia Mais…

martes, 7 de abril de 2009

El SIDA se ha convertido en industria millonaria para muchos

Activistas de la lucha contra el SIDA denuncian que muchas organizaciones internacionales han convertido esta causa en una industria multimillonaria en la que los favorecidos son los productores de anticonceptivos y preservativos, las ONGs y muchos otros agentes involucrados, pero no quienes realmente lo necesitan que son los enfermos.

Así lo advierten algunos activistas como Martin Sempa, para quienes, "la industria del SIDA" ha generado grandes reuniones como la reciente de Toronto en donde los asistentes estuvieron más preocupados en "manejar mejor la enfermedad" que en buscar una cura o detener su avance.

Para Sempa, propulsor en Uganda del programa ABC (abstinencia, fidelidad y en última instancia preservativos) que ha tenido muy buenos resultados en la lucha contra el SIDA, "la mayoría de estas personas no están interesadas en detener el avance del HIV/SIDA sino en manejar la enfermedad, mantenerla como está para poder seguir obteniendo ganancias a costa de ella". "Es una industria multimillonaria", anota.

"Farmacéuticos, fabricantes de preservativos, consejeros, distribuidores, publicistas, entre otros, luchan por falsos derechos humanos. Si tienes SIDA puedes llegar a estrella si promueves la agenda de todos ellos. Si el SIDA desapareciera hoy, millones de personas dejarían de percibir un ingreso", explica el activista ugandés.

"Nuestros programas (de abstinencia y fidelidad) están bajo ataque por parte de los grupos de derechos humanos que alegan que evitar la promiscuidad de la gente es atentar contra sus derechos, nos dicen que estamos violando sus derechos humanos. Para ellos derechos humanos es sinónimo de preservativos", añade. Asimismo, Robert Gallo, co-descubridor del virus del SIDA en la década de los 80’s, comentó que no fue a la conferencia de Toronto porque es "irrelevante y tonta". "Si hace falta tener status de celebridad para asistir a un evento así, entonces estamos escuchando a la gente equivocada", añadió.

Fuente: www.bioeticaweb.com

Éste es un buen vídeo para comenzar a comprender lo que es el virus del VIH (causante de la enfermedad del SIDA) y como actúa:



Con este otro más específico podemos ver más claramente las etapas de replicación de VIH y su manera de causar el SIDA:



Leer más...

Leia Mais…

lunes, 6 de abril de 2009

Proyecto Gran Simio. ¿Nos separa un 1% de genoma?

Ha levantado bastante revuelo la presentación de una propuesta no de ley por la que se insta a la Congreso de los Diputados a apoyar los objetivos del 'Proyecto Gran Simio' (PGS). El proyecto gran simio (http://www.proyectogransimio.org), es un proyecto internacional que intenta incluir a los antropoides no humanos en una comunidad de iguales, al otorgarles la protección moral y legal de la que, actualmente solo gozan los seres humanos.

A muchos les ha dado la risa sobre la validez racional de tal propuesta, pero lo cierto es que la propuesta es una consecuencia lógica de la enorme confusión causada por la revolución biogenética, que ha removido los límites tradicionales usados para definir “que es lo humano”. No obstante en la cabecera de la página web ya nos advierten que el proyecto NO pretende que se considere a chimpancés, gorilas, orangutanes y bonobos como HUMANOS, que NO son, si no como HOMÍNIDOS que SI son.

La mentalidad tecnocrática moderna, ve al hombre fuera de la naturaleza y por encima de ella. Esta mentalidad, ha entrado en crisis de forma brutal, porque existe un riesgo real de destruir toda la vida sobre la tierra (calentamiento global, guerra nuclear, destrucción del Amazonas, etc). El cambio de paradigma económico, no es que sea una opción, sino que es una necesidad para la supervivencia de la Tierra. El PGS destaca que la diferencia genética entre el chimpancé y el hombre es de un 1.4%, que el hombre no está por encima de la naturaleza sino dentro de ella, y eso es totalmente cierto.

La evolución demuestra que provenimos de los simios, y que nos desarrollamos como humanos al erguirnos y hacernos bípedos, liberando las manos y haciendo herramientas. Eso permitió disminuir el tamaño de la mandíbula, lo que a su vez dio paso a un aumento de la capacidad craneal, al desplazamiento del centro de gravedad y a un erguimiento mayor. Pero surgió un problema. Para ser bípedas, el canal del parto de las primeras homínidas tuvo que estrecharse progresivamente, debido al problema biomecánico del centro de gravedad, haciendo que los partos se hicieran más espaciados y más difíciles. En los cuadrúpedos, el parto es mucho más sencillo, y en los simios también, porque no andan erguidos del todo como nosotros, ya que las manos son semimotoras. Si el cerebro humano creció en capacidad, y por otro lado el canal del parto se estrechó, la única solución era que el cerebro de la cría se ablandase. Todo este avance en inteligencia, conllevaba un coste: al ablandarse el cerebro de la cría, y espaciarse los partos, la crías necesitaban más cuidados. La cría de chimpancé se agarra a la espalda de su madre, que sube corriendo a un árbol. El ser humano no puede hacer eso. El ser humano al nacer, es el animal más débil, porque es el animal más indeterminado, su cuerpo es menos herramienta que el de un tigre por ejemplo. Su fuerza está en la inteligencia, que es plasticidad pura, porque es abstracta. Pero para que la inteligencia pueda desarrollarse, es necesaria una comunidad de homínidos que le protejan en las fases más débiles y que le transmitan durante un período enormemente largo comparado con el resto de especies, un montón de conocimientos y experiencias. Resumiendo: no es que la compasión y la ternura merezcan la pena. Es que sin ellas no seríamos humanos porque no seríamos nada. La especie humana tiene un único conjunto de genes, pero de genes intercomunicantes.

El ser humano es el único capaz de habitar todos los nichos ecológicos, al establecer el clima artificial que más le conviene. Por eso, tenemos el deber ético de defender las realidades naturales que no pueden defenderse por sí mismas, como los simios, las diversas especies animales y vegetales que forman los ecosistemas, que son también la herencia de las futuras generaciones, que tampoco se pueden defender de nuestras agresiones a la Tierra.

En este video podemos observar como la famosa naturalista y primatóloga inglesa Jane Goodall descubre y estudia la cultura de los chimpancés.




Fuente: www.bioeticaweb.com
Leer más...

Leia Mais…

domingo, 5 de abril de 2009

El 96% de los niños con síndrome de Down son eliminados antes de nacer

El CEB (Centro de Estudios Biosanitarios) ha inaugurado la Cátedra de Bioética que lleva el nombre de Jérôme Lejeune, el genetista francés que identificó la anomalía responsable del Síndrome de Down. La presentación se ha celebrado en el Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid. En el acto han intervenido Jean Marie Le Méné; Presidente de la Fundación Jérôme Lejeune; Mons. Rino Fisichella, Presidente de la Academia Pro Vita y Mónica López Barahona, Directora de la Cátedra.

Hace 50 años el profesor Lejeune, descubría el origen del mongolismo, posteriormente denominado trisomía del par 21. Este descubrimiento daba inicio a la genética moderna. Sin embargo, como ha señalado Jean Marie Le Méné, Presidente de la Fundación Jérôme Lejeune “de forma muy rápida este descubrimiento se vuelve cada vez más contra aquellos para quienes debería haber servido ya que, en la actualidad, el 96% de los niños identificados con síndrome de Down son eliminados antes de nacer”. Le Méné pidió en la presentación de la Cátedra de Bioética un mayor esfuerzo médico y científico para encontrar un tratamiento eficaz ante una enfermedad que afecta cada año, a uno de cada 700 nacimientos.

En el turno de intervenciones, Mons. Rino Fisichella, Presidente de la Academia Pro Vita, ha ratificado la postura de la Iglesia Católica al lado del "auténtico progreso", que es según ellos el que respeta la vida humana y no prescinde o manipula el compromiso ético científico. Rino Fisichella ha afirmado que “sobre algunas cuestiones vitales, callar sería hipócrita y esto no nos pertenece”. Así ha recordado que sobre estos temas “la posición de la Iglesia Católica ha sido siempre cristalina, inalterada y, precisamente, por esto, creíble”. Es la Iglesia Católica la que siempre ha sostenido que “el valor ético de la ciencia biomédica se mide en referencia tanto al respeto incondicional debido a cada ser humano, en todos los momentos de su existencia, como a la tutela de la especificidad de los actos personales que transmiten la vida»” y ha recalcado que “no es necesario creer en Dios para saber que la vida es un bien precioso y un regalo del que tenemos que estar agradecidos y que reconocemos como don de alguien”.

Por su parte, Mónica López Barahona, promotora y Directora de la Cátedra Jérôme Lejeune, ha resaltado la figura del famoso genetista francés “que aunó la búsqueda honesta de la verdad a través de la investigación científica y la fundamentación de esta investigación en una Bioética personalista”. La Cátedra de Bioética que ahora lleva su nombre, recoge el testigo de esta misión mediante la investigación, la organización de jornadas y seminarios, y publicaciones.

Su actividad arranca con los cuatro cursos de formación previstos para este año. El estado actual de la investigación con células troncales (células madre) y el análisis de la legislación española respecto al inicio y final de la vida (aborto, fecundación in vitro, eutanasia), constituyen la temática central del programa de formación. La primera actividad ha sido una jornada divulgativa sobre los códigos de la vida, que se celebró el 30 de marzo en el Colegio Oficial de Médicos de Madrid.

Fuente: www.cope.es


Leer más...

Leia Mais…

Frase del día

Música maestro!!


Get a playlist! Standalone player Get Ringtones